Cómo mantener tu casita de madera como nueva

Desde el momento en el que surge la idea de tener una casa, comienzan a brotar ideas de cómo la quieres decorar, colores a combinar, distribución de los cuartos, etcétera. En este ejercicio decorativo forma parte la decisión de qué acabado tendrán las paredes. Usualmente las personas que deciden construir una casa de madera dejan que las paredes se queden con el acabado natural de la madera.

Si eres una de aquellas personas que se inclinan por esta opción, que les gusta el aspecto que da la madera sólo tienes que decidir qué tono te gustaría que tuviera la madera. Si te gusta el tono claro, natural de la madera, tienes que tener en cuenta que el color de las paredes de tu casa de madera cambiará con el tiempo. Después de unos meses no se verán del mismo color que tenían cuando construiste tu casa. Resulta que en un primer lugar, el barniz con el que se cubre la madera para protegerla de la humedad le da un tono ligeramente diferente al que tiene cuando ves el tablón bruto, sin tratamiento. Y en segundo lugar, con el sol la madera va tomando un tono dorado, que es muy bonito.

Para darle un poco de sobriedad a tu casa, puede que hayas pensado en barnizar la madera de la casa con un tono más oscuro. Puedes jugar libremente con el tono de la madera que mejor represente tu estilo. Incluso puedes pintar las paredes de blanco en las que se pueda apreciar la beta de la madera (el blanco es uno de los colores que mas se usa, pero el límite es el cielo). Igualmente, este no es el fin de las opciones que tienes para decorar las paredes de tu casa.

Existen pinturas acrílicas que disimulan las betas naturales de la madera y le dan un acabado muy similar al de una pared de hormigón. El acabado final es con un color uniforme, dependiendo del diseño de las paredes lo que sí quedará será el pequeño hundimiento que hay en las uniones entre los tablones de la madera que forman las paredes. Si quieres una superficie lisa, que tenga una apariencia tradicional, en cuanto al acabado de la construcción se refiere, esta es una muy buena opción.

Claro esta, que con el tiempo así como todo cambia, nuestros gustos también cambian. Si en un futuro te pica la hormiga de la inquietud y quieres refrescar un poco la apariencia de tu casa de madera, puedes hacerlo cuantas veces desees.

Si se te ocurre alguna idea de cómo decorar las paredes de tu casa de madera te invitamos a que la compartas con nosotros. Nos complace compartir conocimiento con nuestros usuarios y tu opinión es muy importante para nosotros.