Pros y contras de las casas prefabricadas

Los sistemas prefabricados más básica y sencilla disponible en el mercado … pero, ¿realmente son la opción más viable? Vamos a averiguarlo…

¿Por qué estructuras precortadas?
Construir una casa se puede parecer a hacer un pastel, para hacer un buen bizcocho, necesitas una buena receta. Lo mismo pasa con la casa, para hacer una buena casa, necesitas una buena estructura y materiales. Al construir una casa, la receta es el proyecto. Por lo tanto, un buen proyecto es un requisito básico para una buena casa.

Entonces busquemos los ingredientes adecuados:
Necesitarás materiales, algunas herramientas, ciertas habilidades, tiempo de trabajo. De estos cuatro ingredientes, se preparará el pastel (casa).

Si hablamos de casas modulares, entonces estamos hablando de un pastel previamente hecho: simplemente hace falta que lo compres en la tienda y quizás agregues un poco de glaseado y alguna decoración. La mayor parte es hecha cuando lo compras.

Si hablamos de casas de elementos, entonces es como comprar una mezcla de masa: la mezcla está hecha, usted hornea.

Con el precorte, ya tienes los ingredientes en las proporciones correctas y se te da una buena receta. De esta manera, en cuanto a las habilidades, no necesitas grandes cantidades.

Quizás se necesita un poco más de tiempo pero también ahorra algo de dinero.

El kit de la casa…

Pros y contras de las casas prefabricadas

Dejemos atrás el pastel y comencemos a hablar propiamente del kit de la casa. El kit es notablemente más compacto que cualquier otra opción.

Al enviar casas modulares, se puede acomodar una casa de unos 20 m² de espacio habitable en una sola unidad de transporte.

Con elementos de casas, puede transportar 30-40 m² como máximo. El tamaño real depende del factor arquitectónico, es decir de los detalles y elementos que conforman la estructura.

Cuando se envía una casa precortada, se puede colocar en un solo camión todos los materiales para hasta 100 m² de espacio habitable.

¡Esto es increíble!, ya que se reducen los costes de transporte unas 4 veces, si, cuatro veces.

Hay ciertos lugares, que por el acceso a ellos la opción más viable para levantar una casa es justamente, estas, las prefabricadas, gracias a su facilidad de transporte.

Un buen producto precortado se puede vender en todo el mundo sin ningún problema. Si la casa que te gusta está hecha con un sistema precortado, no importa mucho de dónde venga.

¿Qué pasa si en algún punto del proyecto cambias de opinión?

Pros y contras de las casas prefabricadas

Es bastante común que durante la construcción algunas cosas tengan que ser ajustadas o adaptadas y al final no se puede seguir el 100% del plan original.

La mala planificación es quizás la razón principal por la cual las cosas tienen que ser cambiadas, pero también surgen imprevistos que no se pueden evitar.

Por ejemplo, las autoridades locales pueden solicitar un cambio o las necesidades / circunstancias, un nuevo bebé por ejemplo, pueden cambiar de una manera que requiera cambios en el plano de la casa.

Cuando se construye con sistemas modulares, está prácticamente sujeto a lo que ya compró. Cambiar alguna cosa podría significar desgarrar y reconstruir … y eso aumenta mucho los costes.

Cuando construye utilizando un sistema de precorte, tienes mayor flexibilidad para los cambios. La construcción con corte previo reduce drásticamente el tiempo y el coste de diseño.

Financiamiento de la construcción

Pros y contras de las casas prefabricadas

Uno de los mayores problemas que vienen con las casas prefabricadas es que el proceso de construcción es tan rápido que los bancos no pueden mantenerse al día con los pagos.

Suele ser que los bancos financian la construcción de una casa por etapas.

La primera etapa se enfoca en la construcción de los cimientos. En esta etapa, el banco te otorga un poco de dinero en función del valor de la tierra.

Cuando se completa la fundación de los cimientos, el banco volvería a evaluar la propiedad y emitiría una segunda ronda de financiamiento basada en el valor actual.

Esto continúa de esta manera a medida que se construye la casa.

El problema (para lograr el financiamiento con el banco) con la prefabricación es que, una vez que la casa ha sido producida y se entrega al sitio, se ensambla en menos de una semana … por lo que la propiedad pasa de tener poco valor a tener un gran valor … en un muy poco tiempo.

Además de esto, la mayoría de los fabricantes de casas de madera requieren un pago por adelantado de al menos un porcentaje del valor de los productos enviados al sitio.

Esta cualidad de construcción de las casas de madera prefabricadas puso a los bancos en una posición muy difícil y obtener una hipoteca para construir una casa prefabricada a menudo requiere bastante negociación.

Si necesita mantenerse al día con el banco, puede hacer que el proceso de construcción sea más lento (¡a propósito!).

También puede solicitar materiales por etapas, siguiendo las indicaciones dadas por su banco.

Construirlo tu mismo

Una ventaja de las casas precortadas es que puedes hacer un proyecto de bricolaje en el edificio. Claro, es muy importante tener en cuenta que en necesario tener ciertas habilidades y herramientas para llevar a cabo el proyecto de manera impecable, y así la casa de madera sea justamente como la de sus sueños y pueda perdurar en el tiempo.